.

.

martes, 4 de junio de 2013

Autoridades realizarían estudio para dotar de recursos hídricos a la zona sur grande de la provincia de Yauyos

Por: Manuel Madueño Ramos.- Hace algunas semanas se reunieron los alcaldes de la zona sur de Yauyos y el alcalde provincial Sr. Diomides Dionisio Inga, el regidor provincial Sr. José Goicochea Alvarado, el alcalde de Viñac Sr. Efraín Huamán Meneses; el alcalde Chocos Macedonio Aburto Gutiérrez y la Sra. Eudocia Alvarado Guerra Presidenta de la Comunidad de Viñac, quienes viajaron hacia la laguna Warmicocha que está a más de 4.500 msnm, con el fin de realizar una posible captación de las aguas de la laguna que se filtran al río de Cañete.
Los distritos de la zona sur grande de la provincia de Yauyos está constituido por cinco distritos: Madeán, Viñac, Huangáscar, Azángaro y Chocos; además muchos pueblos con mayor densidad de poblacional, como Apurí, Pirhuayoc, Pampa Uña, Yuncaipara, La Florida, Chillaka, Paqui, San José de Chancurí, Chauchas, Chocalla, Waripiti, Pueblo Nuevo, Ypalla, Chancachi, Totorá, Lambras, Tapalla, Buenavista y cientos de poblados que sufren de la escasez del agua casi durante todo el año.
La laguna de “Warmicocha” fue formada durante el periodo pleistoceno, gracias a una de falla de la corteza terrestre, donde fueron acumulándose las aguas de las lluvias, de los manantiales, de los deshielos de las nevadas, creando una gran laguna cuya longitud es de cuatro kilómetro de largo 300 metros de ancho, albergando cientos de miles de metros cúbicos de agua que se pierden miserablemente en irrigar y beneficiar a pueblos ajenos sin pago o tributo alguno.
En los años de 1945-1950 los hacendados de la provincia de Chincha, ante la escasez de agua para regar sus propiedades, se vieron en la obligación de desviar las aguas de las lagunas: “Warmicocha” y “Chuncho” construyendo túneles para aumentar el caudal de las agua del río San Juan que baja al valle de Chincha, beneficiándose algunos potentados sin pagar ningún impuesto, porque éstas lagunas se encuentran dentro de la jurisdicción del distrito de Cacra, provincia de Yauyos.
Mientras nuestros pueblos sufren escasez de agua casi todo el año, pueblos de otra provincia se benefician y usufructúan de ello. Y esto no hace algunos años, sino son varias decenas de años; inclusive contrataron comuneros del distrito de Víñac para que custodien dichas lagunas pagándoles un sueldo mensual, con todos los beneficios que la ley les otorga. Nuestras autoridades distritales y provinciales nunca reclamaron sus derechos, por desidia, por negligencia o simplemente desconocimiento. Parece que ya llegó la hora de recuperar lo nuestro. Las autoridades tienen la palabra.
El día de la verificaron, las autoridades y comuneros tuvieron que caminar más de tres horas por la estepa puneña desde la laguna de “Warmicocha”, hasta “Paqcha” lugar de la bocatoma, teniendo que ascender una cumbre con más de 5,650 msnm pasando por el pueblo de “Tipicocha” donde funciona una escuelita y luego bajar hasta donde discurre las aguas de la laguna hacia el río del distrito de Lincha, para perderse en el río Cañete. Es de saber que los pueblos de Lincha, Cacra, Hongos, Tana y otro pueblos no tienen terrenos cultivables por estar formado por grandes depresiones de terreno y profundas quebradas.
¿CÓMO DESVIAR LAS AGUAS?
El estudio para desviar las aguas a la Zona Sur Grande de Yauyos, es el sueño de muchos años de nuestras autoridades, pero por falta de dinero, del Presupuesto Nacional, o del Gobierno Regional, quedaron en simples sueños. Es necesario que esta obra se cristalice lo antes posible, teniendo en cuenta que la zona sur de Yauyos es la más poblada de toda la provincia de Yauyos. No esperemos que se aproxime las elecciones, para que los candidatos vuelvan a ofrecer el oro y el moro con el fin de ganar votos y una vez en el cargo se olviden de sus promesas.
Una manera de desviar las aguas de la bocatoma sería mediante la extensión de tubos de varias pulgadas de diámetro que debe llegar hasta el lugar denominado “Cuyo” y de allí a la quebrada de “Auquichanka”, para ser distribuido equitativamente a los pueblos por medio de mitas como se hacía en tiempo de los inkas.
Para la solución de este álgido problema tiene la palabra el Gobierno Regional, el Ministerio de Agricultura y el Gobierno Nacional.

No hay comentarios: