.

.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Nuestra yauyina Anita Santiváñez cumple 19 años de vida artística

El sábado 10 de diciembre en el Complejo "Santa Rosa" de Santa Anita con la presencia de las yauyinas Doris Ferrer, Flor Pileña; además Max Castro, Sonia Morales, Diosdado Gaitan Castro, Raúl Arquiñego, Robert Pacheco, Sosimo Sacramento, Jeyson Meza y la animación de la Chola Chabuca.

Siempre quise usar esta palabra: Inmarcesible, y ahora lo hago con Anita Santiváñez, la muñequita de Yauyos, que cumplirá 19 años de vida artística.  Ella es una flor  inmarcesible, una flor que no se marchita, que no pasa los años, aunque estos diecinueve años le han hecho más bella, más hermosa, más inmarcesible. De niña a mujer, sólo ha cambiado los sentimientos, los sufrimientos, las experiencias. Por eso ahora canta con mayor emoción, más bobo.
A los 12 años, cuando participa y gana un concurso musical organizado por la empresa “Lady Vanesa” de Pablito. (¿qué será la vida de este señor?, que en verdad hizo mucho. En efecto, ella canta -no grita, gesticula bien las vocales y las consonantes- y ahora le pone sentimiento. Ese sentimiento que uno aprende a través de los años. El amor, el desamor, la soledad, la fuerza interpretativa se consigue con los años, comprometiéndose con la vida. Anita está hecha toda una mujer, pero sigue con su “Cuerpo Soltero”…”Estoy solita, aunque mi corazón es feliz, pero estoy solita” nos confiesa) 

Yauyos querido
Ana María Santiváñez Palomino nació en el distrito de San Lorenzo de Putinza, provincia de Yauyos, departamento de Lima, el 10 de diciembre en 1978, o sea que este sábado tenemos que abrazarla, apachurrarla, besarla y decirle ¡¡Feliz Cumpleaños, Anita!! Nos gusta que Anita saque cara por su pueblo, diciendo que suele viajar seguido a su terruño. “Es que Yauyos es mi vida y es por ello que le vamos a homenajear con un tema a dúo con Flor Pileña, paisana de este lindo pueblo”, nos dice. Pero tampoco se queda ahí y afirma que la música no tiene fronteras, evoluciona y puede crecer en todo el sentido de la palabra. “Me gusta experimentar con fusiones y a lo largo de mi carrera lo que he plasmado en mis discos. En esta ocasión, hemos incluido la guitarra electrónica y con ello le dimos un saborcito muy peruano, sabor y sonido que está presente en lo que llamamos música chicha” afirma.
Escucho el disco que Anita me dio y el huayno suena completo, no sólo es arpa, efectivamente, pues ahora oímos el swing de las cuerdas eléctricas  como una alma rebelde que sale de entre el arpa y los timbales -el guapeo directo- y la voz melodiosa, la voz imponente nos retumba el recuerdo de la mala hierba, el amor infame,amar no es delito( tú no sabes lo que querer), Corazón herido, vivirás en mi recuerdo( solo tú que conoces mi soledad), cinco centavitos…canta Anita, canta Anita.
Fuente: radiosuperlatina

No hay comentarios: