.

.

viernes, 9 de mayo de 2014

Minera Ancovilca inicia operaciones en Vilca - Huancaya y atenta contra la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas

La tranquilidad de la población de Vilca, en el distrito de Huancaya, provincia de Yauyos, se vio perturbada en plenas celebraciones por el Día Internacional de Trabajo. Y es que el 1° de mayo, la compañía minera “Milagro Ancovilca” irrumpió con el traslado de maquinarias y combustibles al paraje de “Ashincuy” para iniciar sus actividades de explotación minera.
Como sabemos el centro poblado de Vilca, es una de las localidades con mayor atracción turística, potenciándose desde la creación de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas, albergando entre sus encantos a hermosas cascadas, bosques de lloque, lagunas con abundante fauna y un paisaje único en toda la región.
Sin embargo la Compañía Minera Milagro Ancovilca S.A.C  habría tramitado la autorización del Ministerio de Energía y Minas para explotar a tajo abierto minerales en esta parte de la provincia de Yauyos, atentando y amenazando la ecología naturales de estas localidades y en consecuencia de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas (Área protegida por el Estado).
La compañía minera “Milagro Ancovilca S.A.” habría conseguido la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental para el proyecto de explotación, por el INRENA mediante oficio Nº 233-2008-GRL-DREM de fecha 6 de noviembre del 2008, quienes emiten su opinión favorable, para ello la Dirección Regional de Energía y Minas se habría pronunciado que el estudio de Evaluación de Impacto Ambiental de la mina en mención no tiene ninguna observación; además el Gobierno Regional de Lima a través de la Gerencia de Desarrollo Económico, la Dirección Regional de Energía y Minas con R.D. Nº 024-2009-GRL-GRDE-DREM de fecha 27 de febrero del 2009, habría resuelto aprobar la Declaratoria de Impacto Ambiental del proyecto de explotación “Mina Ancovilca”.
Por ello, ante la evidente “invasión” de la compañía minera, la población de Vilca y Huancaya ha levantado su voz de protesta, impidiendo el ingreso de maquinarias y personal con el retiro de los palos del puente de “Chichay”, además de cuestionar y rechazar la manera como se autoriza esta explotación en jurisdicción de una área protegida y que evidentemente atentaría contra el medio ambiente generando un grave revés, en sobre todo las aguas que riegan todo el valle de Yauyos y Cañete.

No hay comentarios: