.

.

jueves, 20 de agosto de 2015

Mejorando la Carretera Central, por José Gallardo Ku

José Gallardo Ku

  • José Gallardo Ku
  • Ministro de Transportes y Comunicaciones
El origen del problema es conocido: la notable expansión en la adquisición de vehículos.
La congestión de la Carretera Central es uno de los problemas más críticos del transporte. Los crecientes tiempos de viaje, que afectan las zonas urbanas y causan altos costos logísticos en la actividad económica de Lima Metropolitana, son también característicos en la red vial nacional.
El origen del problema es conocido: la notable expansión en la adquisición de vehículos. Las estadísticas sugieren que el parque automotor se habría casi duplicado desde el 2004. 
Dos factores explican lo esquivo de la solución al problema: la dificultad de anticipar la magnitud de la expansión y las características geográficas de la carretera, que dificultan soluciones usuales como dobles calzadas. El primer factor es asociado a la denominada Curva de Engel convexa: un incremento más que proporcional en el consumo en relación con el ingreso, lo que explica por qué no se tomaron las previsiones del caso en el pasado, al inicio del boom de commodities de nuestra economía. 
¿Qué se está haciendo? Se está implementando una estrategia con diez componentes para una solución integral:
1) Contar con un corredor paralelo a la Carretera Central para tráfico con origen o destino en Cerro de Pasco. Esta vía tiene como eje Unish-Huallay-Canta-Lima. En el 2012 empezó la construcción del tramo Lima-Canta, que concluirá este año, y en el 2014 se inició el tramo Canta-Huallay, que debe terminar el último trimestre del 2016. 
2) Construir otro corredor paralelo para favorecer a Huánuco y Ucayali, una carretera que saliendo de Ambo termine en Huaura y Río Seco en la costa, pasando por Oyón, Churín y Sayán. El tramo Huaura-Sayán-Puente Tingo inició su obra en el 2013 y concluye en el primer trimestre del 2016. El tramo Oyón-Ambo está presentado como iniciativa privada cofinanciada en la primera ventana. Estos corredores, de asfalto para permitir carga pesada, descargarán 25% a 30% del tráfico de Carretera Central. 
3) Mejorar una vía pavimentada en el eje Cañete - Huancayo con dos proyectos, la carretera Cañete - Lunahuaná, prácticamente concluida, y el Proyecto Perú Mejorado Lunahuaná - Yauyos - Chupaca - Huancayo - Desvío Pampas, que está en licitación de obra
4) Pavimentar la carretera de Huancavelica a Chincha en el eje Plazapata-Villa de Arma-Chincha. Será la manera más rápida de comunicar Huancavelica y Lima (reduciendo a seis horas). 
5) Fortalecer el Ferrocarril del Centro con el proyecto Túnel Trasandino, que considera la construcción de un túnel principal de 25 kilómetros (que pasa aproximadamente 1.300 metros debajo de Ticlio), dos túneles menores y obras adicionales. Permitirá a un tren de pasajeros unir Huancayo y Lima en seis horas o menos. El perfil del proyecto ya concluyó y se están licitando los estudios de factibilidad y expediente técnico. 
6) Desarrollar vías alternas en la parte alta de la Carretera Central para evitar Ticlio. Dos ejemplos: la carretera de 115 kilómetros Puente Chinchan-Marcapomacocha-Atocsaico-Empalme con carretera La Oroya-Cerro de Pasco en la Cima y Puente Río Blanco-Yauli, ambos en fase de estudios y con obra en el 2016. 
7) Promover los vuelos Lima-Jauja con aeronaves de mayor capacidad. Dos etapas: mejora del aeropuerto de Jauja (recuperación del asfaltado de pista de aterrizaje, calles de rodaje, ampliación y mejoramiento del terminal de pasajeros) y mejoras adicionales con la concesión del aeropuerto en el 2016, hoy encargado a Pro Inversión (con Huánuco y Jaén forman concesión del tercer grupo de aeropuertos de provincia). Actualmente operan aeronaves con capacidad para 37 pasajeros, pero se espera que este año lleguen aviones de 80 pasajeros y con las modificaciones aviones de hasta 140 pasajeros.
8) Fortalecer la supervisión y regulación de carga pesada. Son relevantes las iniciativas normativas para mejoras del diseño institucional de Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutran) y nuevas regulaciones a la carga especial los días de mayor tráfico. 
9) Mejorar la propia Carretera Central, por lo que se ha destrabado una inversión superior a S/.350 millones. Considera obras de no puesta a punto iniciadas recientemente (6 variantes, 2 óvalos, 29 ensanches y 10 puentes peatonales), así como obras de puesta a punto iniciadas este año que buscan mejorar los 377 kilómetros de la vía. Una idea potencial es la doble calzada en partes cruciales de esta concesión. 
10) Promocionar importantes recursos para que diversos gobiernos locales mejoren sus vías alternas a la Carretera Central en el ámbito urbano. Además, evaluar otras opciones para futuras mejoras, como un viaducto en Chosica o una vía alterna asfaltada entre Churín y Huancayo. 
Todos los componentes indican la magnitud y amplitud de la propuesta, lo cual es un aspecto positivo, pero el aspecto problemático tiene que ver con el ciclo de los proyectos y con la necesaria espera al 2016 para ver materializada parte importante de los elementos de la estrategia.

No hay comentarios: