.

.

lunes, 22 de febrero de 2016

Rumbos lacustres: cuatro razones (acuáticas) para recorrer Nor Yauyos Cochas

La Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas esconde postales inolvidables para los más valientes. Un recorrido que esconde atractivos naturales que te dejarán impresionado.
Julia Alvarez / Revista Rumbos: La Cordillera de los Andes es la artífice de que nuestro país sea bendecido por la naturaleza  y, también, de la majestuosa arquitectura natural de la Reserva Paisajista Nor Yauyos Cochas (Junín, Lima); con un sinfín de joyas naturales que la hacen destacar entre cualquier otro destino turístico.
Cuando recorra Yauyos verá lagos que se asemejan a piedras preciosas, parecen cuarzos derretidos, algunos tienen el color de los rubíes.
Laguna Papacocha:
Justo detrás del pueblo de Vilca esta la laguna de  Papacocha, aproximadamente a media hora caminando. Una escalera que se inicia en la plaza del pueblo lleva a un mirador donde el camino continúa hasta llegar a la misma laguna. Tiene una vista maravillosa y podrás notar que el sol acaricia la laguna y el turquesa de sus aguas sale a la luz.
En la orilla de la laguna se encuentra El Bosque Del Amor. Está cubierto de queñuas y es perfecto para descansar disfrutando el paisaje. La formación vegetal cautiva a toda persona que se atreva a llegar a Vilca, hasta es posible observar las truchas que habitan en el río.
Laguna Pumacocha:
Glaciares que conservan la morfología de crestas, cavernas, flora y rocas aborregadas son el paisaje que rodean a la laguna Pumacocha. Este paraíso que los Andes esconden tiene un muelle, donde se puede realizar paseos y pesca deportiva. Los tambos y bancas con sombrillas hechas de paja que se encuentran a orillas de la laguna, hace que la estadía sea lo más agradable posible.
Laguna Huallhua:
Dos miradores (Carahuayno y Huallahua) permiten observar la belleza paisajística de la laguna Huallhua. Cuando estás en la carretera camino a Vilca, puedes disfrutar mirando las aguas de color turquesa, con abundante fauna como la trucha, zambullidores, garzas, yanavicos, huallta y patos silvestres. Esta laguna te acompaña en todo el recorrido de Huancaya  hacia Vilca. Los amantes de los deportes acuáticos pueden practicar vela y canotaje en canoas artesanales.
Laguna Chuchupasca:
La belleza del lugar obliga a hacer pequeñas paradas para contemplar todo el valle. Destacan pequeñas parcelas de cultivo y cerros llenos de verdor con el rio Cañete serpenteando en el fondo. La laguna Chucupasca cae por medio de una cascada sobre las aguas de la laguna Hualhua. Es el paisaje más espectacular de la ruta y es increíble cómo se puede contemplar  tanta belleza desde el borde de la carretera.
Cuando creas que el paraíso no existe, recorre la Reserva Paisajística Nor Yauyos  Cochas  y sentirás que el paraíso está en la tierra, en Perú, muy cerca de Lima donde abunda el caos.

No hay comentarios: